¿Qué es Clojure? – Lenguaje de programación funcional

Nota: Esta entrada ha sido escrita con la ayuda de una IA, si hay algo que no te cuadra, déjanoslo en comentarios y lo revisamos.

Digest: Clojure tiene una sintaxis sencilla, funciones potentes y grandes herramientas.

Clojure es un lenguaje de programación funcional. Es uno de los lenguajes más populares para construir aplicaciones en la JVM (Máquina Virtual Java) porque ofrece una sintaxis simple y elegante que facilita la escritura de código.

Clojure también es una excelente opción si buscas construir aplicaciones de alto rendimiento o quieres utilizar estructuras de datos de forma más eficiente que con otros lenguajes. Esto puede hacerse utilizando algunas de las potentes funciones de Clojure, como map y reduce, que trabajan con colecciones y con elementos individuales dentro de ellas, ¡sin necesidad de saber cómo se crearon esas colecciones!

Te recomendamos este vídeo de la entrevista a Andros Fenollosa:

Si quieres escuchar la entrevista entera, la tienes aquí.

Introducción

Clojure es uno de los lenguajes de programación funcional más populares. Lo utilizan empresas como Atlassian, Netflix y LinkedIn para escribir software. Clojure está diseñado para que puedas centrarte en el problema sin tener que dedicar tiempo a gestionar el estado o el código repetitivo. En esta guía, te mostraremos cómo empezar con Clojure y algunas de sus características clave, como las funciones, los tipos de referencia y mucho más.

Clojure es un lenguaje de programación dinámico que se ejecuta en la máquina virtual Java (JVM). Fue diseñado por Rich Hickey, y su código fuente puede verse en https://github.com/clojure/clojure.

Funciones

Una función es un fragmento de código que realiza una tarea específica. La firma de una función es la parte de su definición que especifica cómo funciona: qué tipos de argumentos toma, qué tipos de datos se espera que tengan esos argumentos, etc. La firma también define el tipo de retorno de los valores devueltos por la función.

Es importante recordar que no todas las funciones devuelven valores; algunas sólo los toman como entrada y hacen algo con ellos (como multiplicar dos números). Pero si quieres que tu función devuelva algo en lugar de no realizar ninguna acción -como devolver una respuesta de problemas matemáticos como 2 + 2- entonces necesitarás otro valor para que otros programas/lenguajes como ClojureScript o JavaScript vean que ocurre algo significativo cuando llaman a tu código.

Definición de funciones

Una definición de función es un bloque de código que se ejecuta cuando se llama a la función.

Contiene tres partes:

  • El nombre de la función (el nombre de la función), que puede ser cualquier cadena.
  • Los parámetros para esta invocación particular de su programa (por ejemplo, cuando llama a cuadrado toma dos argumentos). Todos estos son opcionales, pero si no se dan, Clojure lanzará un error. Si sabes lo que quieres hacer con estos parámetros, puedes omitirlos completamente en square – ¡simplemente déjalos fuera o pásalos como valores nulos si es necesario!

Esta sección también explica cómo se implementa una función anónima y cómo se definen múltiples funciones dentro de un archivo (lo que proporciona algunos beneficios sobre la definición de cada una por separado).

Vars y formas de vinculación

Los vars son mutables, por lo que puedes cambiarlos. También son símbolos que representan valores de diferentes tipos:

  • var-name v-type
  • var-name :: type

Puedes utilizar estas variables para crear enlaces entre nombres y valores, lo que te permite escribir funciones recursivas. También puedes enlazarlas para que el valor de un símbolo cambie a lo largo del tiempo o entre hilos.

Estrategia de evaluación

Clojure tiene una estrategia de evaluación sencilla. Evalúa sus expresiones en orden, de arriba a abajo. Cada expresión obtiene su propia pila de valores que puede utilizar o modificar según sea necesario.

Por ejemplo:

“clojure

(defn mi-fn [] (println “¡Hola mundo!”)) “`

Tipos de referencia

Clojure es un dialecto de Lisp para la JVM, con una sintaxis sencilla y potentes funciones. El lenguaje cuenta con macros, multimétodos (también conocidos como enlaces dinámicos), estructuras de datos inmutables y distintos tipos de datos, además de su herencia básica de LISP.

Los principales objetivos del diseño de Clojure fueron la simplicidad, la generalidad y la legibilidad del código, lo que significa que se puede escribir un código conciso pero también aprovechar el conocimiento del lenguaje cuando se construye una lógica compleja. Por ejemplo, en lugar de tener que escribir funciones separadas para cada tipo de estructura de datos utilizada por tu aplicación (como cadenas o listas), puedes simplemente utilizar expresiones regulares como su tipo.

Conclusión

Clojure tiene una sintaxis sencilla, funciones potentes y grandes herramientas. Es un lenguaje ideal tanto para principiantes como para desarrolladores avanzados.